martes, 26 de abril de 2016

Recordando a Velda González de Modesti.


·         “Como actriz de radio, teatro, cine y televisión, he representado papeles diversos; desde niña mimada hasta anciana voluntariosa, intrigante social, criada malcriada y muchos más. Ninguno era real. Eran meros papeles. Papeles que se interpretan para presentar en el teatro las innumerables facetas de la vida humana, con fines de moralidad social. En la política, hay gente que representa papeles falsos o auténticos. Sin embargo, en esta función, no estoy representando ningún papel. Estoy viviendo un carácter, el carácter de la mujer puertorriqueña”. --Velda González de Modesti

La actriz Velda González y el productor Héctor Modesti fueron dos grandes estrellas; cada uno con llamado único y al mismo tiempo con perfecta complementación. Supieron hacer del amor una vocación y al fallecer Héctor, Velda nunca se despojó de su apellido porque el amor verdadero toca a lo eterno.

El 20 de abril de 2016 falleció Velda González. La noticia fue sorpresiva por la gran fortaleza que transmitía Velda con su sonrisa inconfundible. Ella supo ganarse respeto y admiración por su trayectoria e identificación con la equidad y las causas justas. Ante esa noticia que es triste y parte del ciclo de la vida, tuve recuerdos:

·         Mi primer recuerdo se remonta a la campaña de 1980, en que Velda por primera vez aspiró a una posición electiva (pero desde mucho antes Velda le decía presente al justiciero movimiento de pueblo fundado por Luis Muñoz Marín). En un proceso de selección interna del Partido Popular Democrático (PPD), Velda prevaleció ante la senadora Ruth Fernández para ocupar la posición senatorial que el PPD destinó para la representación de la mujer. Los resultados de la elección de 1980 siempre quedaron en entredicho para la Gobernación, pero el PPD logró el control de la Legislatura y Velda ocupó la Presidencia de la Comisión de Cultura del Senado.

·         Como Presidenta de la Comisión de Cultura, fue gran defensora del rescate del Instituto de Cultura Puertorriqueña y de las instituciones patrias. Expresó Velda: “Y cuando los institutos autónomos de nuestra cultura amenazaban con desplomarse irremediablemente y sin piedad, tuve que enfrentarme a la conflictiva y poderosa figura de Leticia del Rosario, para impedir que nos despojara totalmente de uno de los más esenciales recursos de nuestra identidad de pueblo, nuestra cultura. Por eso me siento comprometida en volver hacer, del Instituto de Cultura Puertorriqueña, el altar de nuestra patria y de nuestros valores históricos como pueblo antillano y latinoamericano. Creo que éste será el mejor homenaje que puedo hacer a la memoria del padre de la patria, don Luis Muñoz Marín”.

·         En 1983 fue electa Presidenta de la organización de Mujeres Populares. Se entonó ahí el jingle de la Mujer Popular:

Mujer puertorriqueña,
vamos a rescatar,
el progreso que viviste
con Pan, Tierra, Libertad.

Es tu deber,
y lo vamos hacer.
Enderezar a Puerto Rico
con el Partido Popular.

Es tu deber,
y lo vamos hacer.
Enderezar a Puerto Rico
con el Partido Popular.

·         Velda siguió siendo reelecta y en su obra grande, siempre destaco la Carta de Derechos de los Envejecientes. Siempre fue activa en pro de lo humanitario e hizo un gran equipo de trabajo con el presidente del Senado, Miguel Hernández Agosto y con el gobernador Rafael Hernández Colón.

Al recordar a Velda, entre nostalgias y palabras, opto por preferir pensar que cuando mire hacia el cielo estrellado nocturno, dos estrellas serán dos almas que se unen en el infinito. Gozo eterno a Velda y sabia paz a cada alma llamada a la perseverancia.

·         “Al aceptar en el día de hoy, la Presidencia de las Mujeres Populares de Puerto Rico, agradezco en primer lugar, el cariño y el endoso que cada una de ustedes me brindaron. Expreso mi agradecimiento también a todos los alcaldes y presidentes de precinto de mi Partido, por el estímulo y la confianza que depositaron en mí. Al igual que la solidaridad y respaldo de esas dos mujeres extraordinarias que son doña Inés y doña Fela. Deseo de manera muy particular agradecer públicamente, la ayuda y el consejo de mis buenos amigos, Mabel Vélez de Acevedo, Severo Colberg, Alfonso López Chaar “Papiño”, y Tony Fas Alzamora, quienes estuvieron siempre al tanto y firmes en su empeño de que yo asumiera la Presidencia. Quiero ofrecerles en estos momentos, igual que en tantas otras ocasiones, el abrazo de una mujer sencilla, de pueblo. La amiga de cada una de ustedes, porque al aceptar esta designación, me siento segura de que me identifico con cada una de ustedes. Con la esposa, con la hija, con la madre, la hermana, con la profesional y la doméstica, con la artista, con cada uno de los roles de nuestras mujeres; ¿y por qué no decirlo?, soy también la orgullosa abuela, que comparte las inquietudes de la familia puertorriqueña. Más sin embargo, hoy no me dirijo a ustedes solamente, me dirijo al pueblo de Puerto Rico entero. A los que son Populares porque lo son, y a los que no lo son todavía porque lo serán”. --Velda González de Modesti

·         “Porque somos nosotras parte de una nueva fuerza, empeñada en sostener la civilización y la cultura a la que pertenecemos. ¡Vamos a ondear con orgullo la bandera de la Pava! ¡Vamos sin miedo a subir la jalda! ¡Vamos hacer realidad la Revolución de la Esperanza prometida por Rafael Hernández Colón, para ver la Nueva Aurora de la cual nos habló don Luis Muñoz Marín! Mujeres y madres puertorriqueñas: ¡Llegó la hora! ¡Vamos a luchar por lo que es nuestro! ¡Vamos a luchar por las dos cosas que más queremos en la vida! ¡Vamos a luchar por nuestros hijos y por nuestra patria! Gracias”. --Velda González de Modesti














No hay comentarios:

Publicar un comentario