miércoles, 23 de diciembre de 2015

Se puede ser fan de Star Wars y de Star Trek.

La serie original de Star Trek se presentó de 1966 a 1969. Luego hubo una serie animada y en la década de 1970 hubo varios intentos de hacer una película de Star Trek. Se trató de hacer la serie “Star Trek: Phase II”, pero no se materializó.

Fueron los grandes éxitos de “Star Wars” y “Close Encounters of the Third Kind” lo que movió a Paramount a dar forma a una respuesta para competir: “Star Trek: The Motion Picture”. En la ruta histórica, memorables producciones de Star Wars y Star Trek llegaron a la pantalla grande. Objetivamente, muchos ven los efectos especiales y la temática de la ciencia ficción identificados como antes de Star Wars y después de Star Wars; pero eso no le resta a lo que representa Star Trek que es único y brillante.

En 1977, Star Wars comenzó una historia que superó la prueba del tiempo. Lo mismo ocurre con Star Trek, que brinda una visión optimista del futuro. Star Wars nos presenta la fuerza que es armonía con la creación y la fe en distintas culturas.

Lo competitivo de un momento dado, alentado por los estudios de cine, ha sido superado ampliamente por el entendimiento de que se puede ser fan de Star Wars y de Star Trek. Con la fuerza se puede ir valientemente a donde no se ha llegado antes.

La imagen de la USS Enterprise junto al Millennium Falcon para ver lo inexplorado y enfrentar grandes retos y aventuras, muy bien puede ejemplificar que el heroísmo crea nuevos y mejores paradigmas. Para visualizar, tomé fotos de esas naves y de la nave Klingon “Bird of Prey”. Eso ubica ante un universo infinito con posibilidades ilimitadas gracias a lo salomónico. Saludo y bendigo a los fans de Star Wars y de Star Trek.





No hay comentarios:

Publicar un comentario