martes, 24 de marzo de 2015

Sobre el amor no correspondido, NADA está escrito en piedra.

Mucha teoría existe sobre el tema del “amor no correspondido”. Alunas son acertadas y otras son desacertadas. Algunas buscan brindara ayuda para que no haya soberbia en una parte y depresión o pensamiento enfermizo en otra parte. Se pretende imponer estereotipos y hacen falta testimonios que en verdad enaltezcan al amor real.

Sobre el tema del “amor no correspondido”, veo bien los testimonios de personas que no pierden el ánimo de vida, maduran y renacen.
Sin embargo, veo igual o más admirables, los testimonios de quienes en la ruta correcta, logran convertir el “No” de un momento dado en el “Sí” de toda la vida.

¿Qué hacer ante un “amor no correspondido”? El dolor es comprensible y hay que entenderlo y respetarlo. No debe ser motivo para burlas y mucho menos para murmuraciones y chismes. Ahí, la persona descubre a los verdaderos amigos.

Si se opta por buscar ayuda, hay que ser sumamente cuidadosos. No se debe decir todo a todos. Por ejemplo:
·         Hay que tener cuidado con quienes buscan sacar provecho de quien está en un estado de debilidad. Como muestra, la mujer debe estar alerta ante el hombre que pueda buscar posicionarse, controlarla, poseerla y causar males mayores.
·         Hay que tener cuidado con los líderes religiosos que buscan sacar provecho de quien está en un estado de debilidad. Como muestra, el hombre debe estar alerta ante quien está en el altar que deforma el concepto de la autoridad del hombre de fe y busca fabricar parejas como medio de amarre y pensando en la doble siembra financiera; asegurando parejas incompatibles y costosos divorcios.

Ante un “amor no correspondido”, la mejor forma de demostrar que se merece convertir el “No” de un momento dado en el “Sí” de toda la vida, es afirmar sanidad en todos los sentidos y serenidad ante los embates. Eso es el liderato que puede dar el mejor amor por la capacidad de sabiduría, respeto y autocontrol.

Si se desea ir más allá, exhorto a formalizar un Pacto con el Creador: Si se convierte en “No” en un “Sí” hacer algo grande para Dios que dé luz al mundo. Si no se logra, afirmar la determinación de seguir viviendo con mayor capacidad de fe y perseverancia, ya que si no se logra mutuo apoyo y trato digno, no funcionará.
Sobre el amor no correspondido, NADA está escrito en piedra. En un mundo imperfecto, existen injusticias y motivos de dolor. En el mundo hay lágrimas.

Sin embargo, no es imposible tener también momentos de plenitud de amor y gozo en la efímera existencia. Porque sobre el amor no correspondido, NADA está escrito en piedra, hay espacio para nuevas crónicas. La historia confirma que quienes más cambios han forjado, mejor inspiran y han potenciado más allá de sus propias vidas, son quienes han sabido perseverar sabia y constructivamente.
El amor es revolucionario. El amor es fuerza de vida que supera palabras, teorías y caídas. El amor no se confina ni manipula. El amor es capaz de forjara paz en todo desenlace. El amor no daña a quien se dice amar.

NO dejemos de creer en el amor. Cuando hay amor, no es razonable ni justificable el llevar a los demás un mensaje sombrío y negativo; peor es dar el camuflaje a lo cizañero de “buen consejo de la experiencia”. La Fuerza Suprema en un ser humano, brota y se manifiesta al superar el egoísmo y la autocompasión y a mayores retos, proclamar que no se pierde la fe en el Príncipe de Paz y en el poder del Amor.

Seamos revolucionarios. Afirmemos el propósito de crear nuevos paradigmas de paz. Que la vida como causa de amor, no dé espacio para eternas amarguras, sino para pasos de edificación y huellas indelebles de armonía en la ruta. Adelante…



No hay comentarios:

Publicar un comentario