viernes, 4 de noviembre de 2016

El 4 de noviembre de 2016 se cumplen 36 años de la elección general de 1980 en Puerto Rico.

En 1972 el resultado electoral fue favorable para el Partido Popular Democrático (PPD). El cuatrienio de 1973-76 fue de grandes retos por una crisis económica mundial causada por el aumento en el costo del petróleo. Hubo logros como el Programa de Paradores (innovación en el turismo), el Programa de Cupones para Alimentos (para hacer justicia a los necesitados y mover la economía mediante el comercio) y la Sección 936 (para crear empleos industriales), pero pudo más la campaña de manipulación y difamación y en 1976 el resultado electoral fue adverso para el PPD. En 1977, la administración Romero impuso una Reforma Electoral sin consenso.

El liderato del PPD encabezado por Rafael Hernández Colón fue militante al señalar tal acción arbitraria. En 1979, Rafael presentó “La Nueva Tesis”, que fue apoyada por Luis Muñoz Marín. En el cuatrienio de 1977-1980, se dieron issues como la corrupción, cambiar los incentivos industriales por cuestiones ideológicas (lo que eventualmente aumentó dramáticamente el nivel de desempleo) y los sucesos del Cerro Maravilla. Ocurrieron esos hechos en momentos en que la administración Romero, que llegó al poder con el lema de que “el status no está en issue”, busca la destrucción del ELA.

En febrero de 1980, Rafael Hernández Colón concedió una amplia entrevista al periódico “El Mundo”, en una serie de ese periódico titulada “Nuestros líderes”. En marzo de 1980, le tocó a Luis Muñoz Marín conceder la entrevista a la serie “Nuestros líderes”. Iba tomando fuerza la campaña electoral de 1980.

En marzo de 1980 se llevó la primaria demócrata, en que Rafael, Muñoz y el PPD apoyaron a Edward “Ted” Kennedy. Hubo en esa campaña mucha identificación con causas y luchas históricas. Lamentablemente hubo serias irregularidades en el proceso de votación que fueron anticipo del peligro de fraude para la elección general.

Así, el 13 de abril de 1980, Luis Muñoz Marín le envió un mensaje a los Populares de Trujillo Alto que en parte dice:
·         “Ustedes serán los guardianes de las urnas electorales. Esas urnas fueron sagradas desde 1940 – las hizo sagradas el Partido Popular Democrático. Juraméntense hoy aquí que jamás serán violadas. Adelante, a defender las urnas y el voto libre que nos dará la victoria…”.
                   
El 30 de abril de 1980 falleció el prócer y el 2 de mayo Rafael Hernández Colón pronunció la oración fúnebre en tiempos en que se combinaban las lágrimas por la pérdida de un gran maestro, y las inquietudes propias de tiempos convulsos. En parte, dijo Rafael:
·         “Maestro que nos enseñaste que el voto no se vende porque es parte esencial de la dignidad humana; que los partidos no son para adueñarse del poder para el privilegio de unos pocos, sino para usarlo para el bien de todos; que hacerlo es tarea de conciencia y probidad y que hay que experimentar con visión y audacia para mejorar la condición humana y enriquecerla. Muñoz: Maestro que ensanchaste y ahondaste la acción política democrática, inspirando juventudes dispuestas a luchar contra la opresión del hombre por el hombre, contra la injusticia, y contra la desigualdad humana; fuiste fundador y fuiste precursor…
El pueblo que tú amaste y que hoy te llora, llegara hasta tu gran aurora. Hoy y aquí, ante tu cuerpo presente y ante la historia nos juramentamos todos solemnemente contigo a continuar tu lucha por la esperanza de una mejor vida y de la libertad integral de la gente buena y sencilla a quienes dedicaste tu vida entera. Hoy y aquí nos juramentamos a unir voluntades para enfrentarnos como pueblo a los retos de nuestra existencia. Heredero de la lucha de siglos de todo un pueblo por no diluirse, por no dejar de ser, por no convertirse en un reguerete de gente, viste la necesidad de encontrar las bases de la concordia y de la convivencia buscando aquello que nos une y evitando aquello que nos separa”.
Siempre recuerdo que cuando murió Muñoz, hubo un ambiente como de Viernes Santo. Luego de un tiempo de luto, se retomó la campaña de 1980.

El partido en el poder tuvo recursos para una costosísima campaña. El PPD hizo una campaña creativa con recursos mucho más limitados, pero a la altura de su fundador. En el afán oficialista de buscar forzar un cambio de status político, en verdad había el peligro de la destrucción de los valores, las causas, obras e instituciones por las cuales Luis Muñoz Marín tanto luchó y perseveró. Como agravante, esa estrategia tendía a fomentar el cainismo, a menospreciar lo patrio y a lo de que el fin justifica los medios.

Así, el mensaje de “Rafael en la Ruta de la Victoria”, y el jingle y lema de “Rafael, Puerto Rico cree en él”, trascendió lo partidista para ser misión de pueblo. La concentración de cierre de campaña del PPD hizo historia. Ahí, el mensaje de doña Inés Mendoza de Muñoz Marín comenzando con “vengo sola”, hizo brotar incontables lágrimas, y el mensaje de RHC fue escuela de motivación y democracia integral.

Aún ante desigualdades e irregularidades, el resultado electoral de 1980 fue de victoria Popular, que le permitió a Rafael dedicársela a Muñoz; y en 1984 se consolidó esa victoria que permitió encaminar la digna y patriótica obra de reconciliación, reconstrucción y progreso del país. En adición, fue gallarda la lucha del ejército electoral y del comisionado Popular Héctor Luis Acevedo, que en los casos judiciales de materia electoral del ‘80, validó el principio democrático de la intención del elector.

Las lecciones de la jornada electoral en Puerto Rico de 1980 tienen suma vigencia. Confirmaron que las grandes hazañas de los nuevos tiempos, se logran regresando a las bases fundadoras y honrosas, uniendo generaciones, afirmando la gran zapata innovadora que es el Estado Libre Asociado, y potenciando la buena causa y Casa Grande que representa el perfil de la puertorriqueñidad y Pan, Tierra, Libertad.

En el siglo 21, “¡Sin Miedo!” significa no renunciar a las enseñanzas fundadoras de Muñoz Marín, Hernández Colón, Doña Inés y los grandes patriotas; buscar regresar al buen camino de días gloriosos de la Isla con el ELA, como cuando se le reconocía como vitrina de la democracia, y había un liderato en la región caribeña con la herramienta de la Sección 936. Con razón y corazón, ¡Ahora es que vamos!

·         “Ustedes serán los guardianes de las urnas electorales. Esas urnas fueron sagradas desde 1940 – las hizo sagradas el Partido Popular Democrático. Juraméntense hoy aquí que jamás serán violadas. Adelante, a defender las urnas y el voto libre que nos dará la victoria…”. –Luis Muñoz Marín
                       
·          “Vamos a ser tan buenos como fue Luis Muñoz Marín. Como aquel Partido del jíbaro, cuando fundó el Partido Popular Democrático”. --Doña Inés Mendoza de Muñoz Marín
                                      
·         “PORQUE PUERTO RICO SON USTEDES, SOMOS NOSOTROS, PUERTO RICO ES TODO LO QUE NOSOTROS HAGAMOS POR EL.”. –Rafael Hernández Colón


















No hay comentarios:

Publicar un comentario