miércoles, 6 de agosto de 2014

El “after party”, las reuniones de la Clase Graduada de Ponce High de 1985 y más allá.

El “after party” se define como la actividad que se desarrolla luego del evento principal. El concepto es “celebrar más”.
En la película “Iron Man 2”, el “after party” fue el detonante para que Tony Stark enfrentara con nueva visión y madurez lo que debía saber enfrentar.
                 
Recuerdo que al concluir una reunión en La Guancha, del equipo que va atendiendo los temas de la celebración del 30 aniversario de la Clase Graduada de Ponce High de 1985, mencioné que terminaba la reunión, pero comenzaba el “after party”.

Cuando lo expresé, hubo gran asombro, ya que en los días de estudiante en Ponce High no lo hubiese dicho. Con sinceridad reconozco que la timidez de ese tempo con mucho conservadurismo, no me permitió disfrutar de más socialización, pero siempre sentía gran respeto y aprecio hacia los compañeros de estudio.

Hubo un lugar que no ocupé ante una máquina de juego o aquella mesa con el menú ideal de empanadilla y freeze. Ya no es posible dar marcha atrás al tiempo o volver a vivir en el presente aquella etapa. Hubo momentos de demasiada seriedad en mi rostro, pero de corazón en verdad buscaba el buen trato y todo lo bonito de esa etapa; desde la mirada del primer puro amor hasta el más ameno juego de barajas UNO.

Sin embargo, sí se puede desarrollar un compartir a altura del entendimiento del presente, y con la conciencia de que el Señor nos ha permitido coincidir en una Clase, para testimoniar la fe y amistad que permanecen, crecen, fructifican y trascienden.

El que tenga mi vena de conservadurismo, no impide propiciar el compartir amplio, fomentar lo salomónico al ser todos hijos de Dios y sobre todo, perseverar, sonreír y amar con ganas y de verdad en la vida que es solo una….

Cada reunión es toda una vivencia en sí, y el “after party” es “celebrar más” en una dinámica que perfecciona tal concepto mediante la buena confraternización. Somos jóvenes al alentar lo que vivifica y mantiene la perspectiva siempre fresca.

Así, brille el alma del “after party” en cada aspecto, victoria y motivo para no renunciar; que nos haga más jóvenes con valor a las canas, solidarios, fuertes con sensibilidad y empatía, renovadores y consagrados idealistas con los pies en la tierra.

Exhorto a TODOS los que comenzaron estudios en 1982 en Ponce High (aunque no hayan podido graduarse en el legendario plantel escolar); y TODOS los graduados en 1985 en Ponce High, a que se unan a las reuniones, actividades y todo detalle.

En todo lo posible, que cada “after party” dé testimonio de cómo vencer al tiempo con la renovadora sonrisa del corazón, la humildad edificante y el más abarcador amor. ¡Somos llamados a dar vida a la vida! ¡Saludos a la Clase 1985 de Ponce High! ¡Saludos a los hijos de la Clase 1985 de Ponce High que prolongan y maximizan sueños y legados! Lo vivido es prólogo. Dios ilumine a todos.

·         “De oro y fuego es la fiesta de mi pensamiento”. --Jens August Schade





1 comentario:

  1. You are the "after party lord."
    Me encanto esta honesta entrada!!!

    ResponderEliminar