lunes, 23 de junio de 2014

El heroísmo une y edifica a generaciones

Recuerdo que transcurrió mi escuela elemental en la década del ’70. Para ese tiempo, mi serie favorita era “The Six Million Dollar Man” y mis juguetes favoritos se inspiraban en esa exitosa e icónica serie.

En esos días de comienzos de los ‘70, no había equipos de VHS ni DVD. Es decir, no había la opción de grabara en la casa, de alquilar o comprara episodios. Había que ver el episodio en la fecha anunciada o se perdía.

En la mayoría de los hogares solo había un televisor, por lo que no era fácil complacer a todos en la familia. Sin embargo, “The Six Million Dollar Man” era una de las series que mejor sintonía ganaba. Al mismo tiempo, eran días de gran productividad en la programación local; lo que confirma que se puede armonizar lo patrio y lo “extranjero”, en un mundo creado por Dios sin fronteras, amplio y con diversidad como materia prima para crecer en el entendimiento sobre la paz integral y el progreso con equidad.

Dice la historia que el formato de cinta VHS fue presentado en 1976 por la JVC. En 1982 comencé en Ponce High y me gradué 1985. Para ese tiempo todavía no era muy accesible el tener equipo VHS en el hogar. Por ejemplo, en un shopper de 1984 vi que había máquinas de grabación de VHS de más de $500.00 en precio regular.

Para los fines de los ’80, y la década de los ’90, se popularizaron las cintas en VHS y los clubes de video. En el presente siglo, toman auge los DVD y se proyectan para el futuro grandes y acelerados avances.

Hoy, al poder tener acceso a los episodios de “The Six Million Dollar Man” en DVD y contemplar la figura de acción de Steve Austin que aún conservo, recuerdo grandes días y confirmo lo mucho que se necesita esa serie en el presente para contar con positivos “role models”.

Valoro lo hecho por mis padres y educadores y doy gracias por lo vivido en esa etapa en que los ojos der niño tienen una magia única. Valoro a las amistades y almas que he ido encontrando en la jornada, con la conciencia de que la mirada de niño que es creativa y alienta la fe, siempre es necesaria para potenciar la sabia voluntad constructiva.

Dios ilumine a todos en la vida como sabia, heroica y victoriosa causa de amor.

·         “Un héroe lo es en todos sentidos y maneras, y ante todo, en el corazón y en el alma”. --Thomas Carlyle















No hay comentarios:

Publicar un comentario