lunes, 27 de julio de 2015

30 Aniversario Clase Ponce High 1985, Parte 1 de 3.

Los días 17, 18 y 19 de julio de 2015, quedan grabados en las conciencias y en la historia por el gran éxito del 30 Aniversario de la Clase graduada de Ponce High de 1985. Para mí, comenzó en la víspera, el 16, al salir del trabajo y saludara Sol y su esposo, y a Punky. ¡Qué más ponceño que el helado en entorno señorial!

El viernes 17 de julio, almorzar en el restaurante Sueño Real me fue poniendo en onda, ya que la propietaria de tan excelente lugar es la compañera de Clase Mariangelis Bobet. Ella ejemplifica los buenos testimonios de la Clase y lo sabio de apoyarnos mutuamente. Glorifican al Creador, las mentes productivas, los corazones sabios, las voluntades positivamente perseverantes y las manos forjadoras.

Se llevó a cabo el encuentro frente a la Catedral Nuestra Señora de la Guadalupe y la caminata hasta la Ponce High (recordando esa misma ruta llevada cabo el día de nuestra graduación el 29 de mayo de 1985). Antes de comenzar la jornada, vi unos instantes el monumento a los héroes de El Polvorín que se encuentra en la plaza Las Delicias. En la historia, todos e enlaza como en un gran tapiz. Veamos:

En 1985 se hizo historia al celebrar los actos de graduación en el patio de la Ponce High (luego de un acto ecuménico en la Catedral). Tanto la Catedral como la Ponce High, han sido claves en las crónicas de pueblo.
Por ejemplo, la edificación de la Ciudad siguió la tradición de ser desarrollada alrededor de la Catedral con el propósito de que la fe y la consagración sean el centro de todo. En Ponce High fueron los dramas que dieron origen a los héroes del Polvorín (héroes que el 25 de enero de 1899 salvaron a la población de un incendio iniciado en el  área de heno de la caballeriza del cuartel de artillería en la Calle Comercio que se le llamaba “El Polvorín”, cerca de donde almacenaban municiones y pólvora, que por poco destruye la Ciudad; hay un monumento dedicado a dichos Héroes en la Plaza Degetau); y como institución educativa, sus frutos han iluminado a generaciones.

Aquella graduación en la Ponce High en mayo de 1985, en que se dio despedida y homenaje a la emblemática directora Miss de Armas, fue potenciadora de mucho ponceñismo y patriotismo. ¡Somos puente y unión de generaciones! Desde esa perspectiva, saludo y bendigo a todas las clases de todas las épocas y escuelas que abonan a hacer patria con la voz de que el sur también existe.

Porque los grandes testimonios rompen moldes, que cada alma adquiera nuevas fuerzas desde la conciencia que no deja de creer y de ser parte de los milagros. En julio del 2015 recorrimos nuevamente la ruta histórica, y el heroísmo sigue…

Tuvimos una ceremonia y simbólica otorgación de diplomas en el histórico Study Hall. El mensaje de Norma Suárez (La Bori) con la toga, jamaqueó corazones y conciencias. Tocó los temas del embarazo en estudiantes (lo admirable de cumplir la meta educativa con la frente en alto y el amor que da vida), y las grandes decisiones como ir a Estados Unidos. Fue inenarrable y emotivo volver recorrer salones y pasillos. Fue emotivo el unirnos al júbilo por los motivos de gratitud en los milagros en proceso que sanan, y en el contexto total fue de sumo aliento a la fe con poder y el valor con sabiduría.

De ahí nos encaminamos al Salón Sueño Real, en donde se dio reconocimiento al profesor Geralberto Archeval y homenaje al profesor Athos Vega. Al expresar unas palabras sobre Athos Vega, recordé que él veía en los estudiantes metas mayores a la de la competición. Mediante dos sillas reservadas, se recordó a quienes ya no están presentes. Se recuerda a quienes fueron parte de tan especial etapa formativa.

Ferdinand K. Maurent decoró con reproducciones de fotos de graduación con mucho arte. Se presentó un buen video que era como collage fotográfico y nostálgico. No falto el baile y hasta este servidor que no sabe bailar, dio unos pasos. Prácticamente nadie se quedó sin bailar o dar unos pasos; nada de mofa y todos lucieron bien al moverse por la genuina alegría que viene de adentro. La fiesta ochentosa fue única, y fue el buen inicio de la celebración del 30 Aniversario.

·         "La creatividad es contagiosa, pásala". Albert Eisntein
           








 






 







 
















 


 


























 













































 








































































 



















 



 

 


 












 
 



 


 
 




 

 



 























1 comentario:

  1. Gerar,
    Casi nunca sales en las fotos, pero gracias a ti es que contamos con recuerdos historicos fotograficos. Una muy buena entrada. Te felicito. Gracias por todo lo que haces. Gracias por siempre.

    ResponderEliminar